El cofre

Antiguamente en estas cajas, con tapa y cerradura, se guardaban las cosas de valor. Si habéis abierto la cerradura de este cofre probablemente no encontréis nada de mucha valía. En él sólo hallareis mis escritos eróticos. Unos ciertos otros inventados. Pero todos creados con el mismo propósito: despertar el deseo y, quizá, la lujuria de nuestros sentidos.







viernes, 26 de marzo de 2010


"Ahora comprendía Elena por qué los maridos españoles se niegan a iniciar a sus esposas en todas las posibilidades del amor: para evitar el riesgo de despertar en ellas una pasión insaciable" Anaïs Nin

He elegido este extracto de la obra de Anaïs Nin en agradecimiento a todas las mujeres españolas que viven y se entregan a la pasión sin temor, sin condicionantes, guiadas exclusivamente por la satisfacción del deseo.

1 comentario:

  1. Gracias en nombre de muchas de nosotras.

    Un saludo

    ResponderEliminar

Deja que hablen tus sentidos...